QUÉ CÁMARA DIGITAL ESCOGER

Texto e ilustraciones José Antonio E. García Álvarez




Google
 

Contenido:

Introducción
Diferentes gamas de cámaras digitales 
   compactas
Características generales de las cámaras 
   compactas
Partes principales de una cámara digital 
   compacta
Objetivos fotográficos
El sensor fotográfico
> Prestaciones más comunes de las 
   cámaras digitales

Tarjetas de memoria
Baterías
Ventajas y desventajas de las cámaras 
   digitales compactas

 


PRESTACIONES MÁS COMUNES DE LAS CÁMARAS DIGITALES


Las cámaras digitales compactas están preparadas para realizar, de forma completamente automática, todos los ajustes elementales que permiten al fotógrafo aficionado apretar simplemente el botón de disparo y tomar todas las fotos que desee sin mayores complicaciones. No obstante, de acuerdo con las prestaciones específicas que incorpora cada fabricante a sus cámaras, en la mayoría de ellas  se pueden hacer también cambios manuales de ajustes en su menú para tomar fotos en diferentes condiciones ambientales de iluminación, o en las más variadas situaciones. Esa posibilidad de realizar cambios en los ajustes es la que precisamente no permite crear fotos artísticas o “diferentes” de las que comúnmente obtenemos con una cámara que utilizamos funcionando siempre en modo automático.

Entre los ajustes y cambios que generalmente se pueden realizar accediendo al menú que incorporan la mayoría de las cámaras fotográficas digitales compactas, se encuentran los siguientes:


Selección de diferentes formatos de imágenes

En general las cámaras digitales trabajan, por defecto, con la resolución más alta o normal que permite su sensor, denominada “HQ” (High Quality – Alta calidad). Pero si necesitamos reducirla hasta llevarla a 640 x 480 píxeles, o sea, la más baja que permiten los sensores fotográficos, lo podemos hacer accediendo, de forma manual, al menú que incorporan de fábrica. Todos los cambios de resolución o de formato en las fotos que deseamos obtener se pueden realizar procediendo de esa forma. Los formatos más comunes de encontrar en el menú de la cámara son los siguientes:

Alta resolución (o “HQ”).- Corresponde a la resolución más alta que, por defecto, permite el sensor de cada cámara y es la más adecuada para obtener después ampliaciones impresas de las fotos que hemos tomado con la mayor nitidez y calidad de imagen posible. Esta resolución se considera "la normal" para el total de megapíxeles que posee cada sensor y es la más apropiada a utilizar en todos los casos. Cualquier foto obtenida con la resolución más alta posible se puede reducir después de tamaño cambiándole la resolución por medio de un programa apropiado para retoques de fotografías digitales que se tenga instalado en el ordenador.

Las fotos tomadas con la resolución más alta que permite una cámara digital requerirán siempre de mayor espacio disponible en la tarjeta de memoria para su almacenamiento. Por el contrario, las que son tomadas con resoluciones más bajas requieren de menos espacio para almacenarlas en la tarjeta.

Los otros formatos en los que se pueden obtener fotografías con resoluciones más bajas son los siguientes:

Normal.- Esta resolución se emplea para tomar fotos que no sean necesario ampliar e imprimir después al tamaño máximo que permite la resolución del sensor.

Pantalla del PC.- Permite obtener imágenes con una resolución de 1024 x 768 píxeles (0,8 megapíxeles), el tamaño apropiado si el destino principal es para visualizarlas solamente en la pantalla del ordenador.

Pantalla de TV.- Esta selección permite obtener imágenes con una resolución de 640 x 480 píxeles (0,3 megapíxeles), destinadas a visualizarlas solamente en la pantalla de un televisor. Con esta resolución tan baja sólo podremos obtener fotos impresas a un tamaño no mayor de 9 x 13 cm con una baja calidad de imagen, aunque también podremos visualizarlas en la pantalla de un televisor o en el monitor del ordenador, enviarlas por correo electrónico, insertarlas en una presentación multimedia tipo Power Point, o publicarlas en alguna página web en Internet.


Corrección del balance de blanco (WB)

El “balance de blanco” (WB o White Balance) se refiere a la corrección de la temperatura del color, que varía con cada tipo de fuente de luz . Por ejemplo, la luz proveniente de las lámparas de tipo incandescentes poseen una predominante de color rojo, la luz del sol y la que proporcionan las lámparas flash es blanca, mientras que las lámparas fluorescentes del tipo “cool light” tienen una predominante de color azul. Por tanto, para que una foto muestre los colores naturales, de acuerdo con el tipo de iluminación que se emplee, es necesario corregir la “temperatura de color” en el sensor rebajando o eliminando el color predominante procedente de la fuente de iluminación que se quiere utilizar.

Normalmente el ojo humano se adapta de forma natural a los diferentes tipos de fuente de luz, permitiendo que los colores se perciban, aproximadamente, tal como son. Sin embargo, los sensores de las cámara fotográficas no poseen esa capacidad de adaptación, por lo que resulta necesario realizar el denominado “ajuste de blanco”. Cuando utilizamos la cámara en modo automático, ésta realiza el ajuste de blanco por sí misma, pero si se desea también es posible realizar este ajuste de forma manual, para lo cual sólo es necesario seleccionar en el menú de la cámara, la fuente de luz que vamos a utilizar para tomar la fotografía.




Para tomar la foto de la izquierda se empleó la iluminación procedente de una. lámpara de luz incandescente, sin ajuste de blanco, mientras que para la foto de la. derecha se utilizó la misma fuente de iluminación, pero después de haberse. seleccionado el ajuste de blanco en el menú de la cámara, con el fin de compensar. la predominante roja.


Antaño las películas fotográficas analógicas para tomar fotos en colores se fabricaban con dos tipos diferentes de emulsión: una para “luz diurna”, destinadas a su empleo con luz solar o también con lámparas flash, y otra para “luz artificial”, que se empleaba cuando la iluminación procedía de lámparas photoflood (del tipo incandescente). Además, para corregir determinadas predominantes de color, de acuerdo con las condiciones ambientales existente en determinado momento, las películas para luz diurna permitían emplear también diferentes filtros correctores que se colocaban delante del objetivo de la cámara, evitando así que prevalecieran, por ejemplo, las tonalidades azules en una foto tomada en un día nublado.

En la actualidad las cámaras digitales poseen un sistema electrónico que por mediación de un software realiza, de forma automática, el balance o ajuste de blanco, aunque la mayoría de estas permite seleccionar también, de forma completamente manual, las siguientes variantes de iluminación a la hora de tomar las fotos:

  • Luz solar

  • Incandescente (bombilla)

  • Fluorescente (luz fría blanca o "cool light")

  • Fluorescente (luz del día o "day-light")

  • Nublado

  • Flash


Opciones de color

Algunas cámaras digitales, además de las fotos que normalmente se obtienen a todo color, permiten seleccionar también otras opciones en su menú, aunque de todas formas el color o colores de cualquier foto se pueden variar o transformar posteriormente utilizando un software apropiado instalado en un ordenador.

Las opciones de variación de color que permiten hacer directamente algunas cámaras digitales en el mismo momento de tomar las fotos son las siguientes:

  • Color (opción normal o por defecto de todas las cámaras digitales)

  • Blanco y negro

  • Sepia

  • Azul


Muestra de una misma foto repetida varias veces utilizando diferentes variantes de color que se han seleccionado en el menú de una cámara compacta que incorpore esta opción.



Modos de disparo

Los modos más comunes de disparo que incorporan las cámaras digitales son los siguientes:

  • Individual.- Es el modo normal para tomar fotos por separado, oprimiendo el disparador cada vez que se toma una.

  • Multidisparo.- Permite tomar varias fotos de forma continua (generalmente tres), manteniendo apretado el disparador.

  • Autodisparo.- Se emplea para que la cámara tome la foto automáticamente después de transcurridos los segundos que tenga programado. Con esta opción podemos hacernos un autoretrato o colocarnos dentro de un grupo para poder aparecer también en la foto. Otra posibilidad es emplear esta opción en conjunto con una selección de los diferentes tipos de escenas que se relacionan a continuación, sobre todo para evitar mover la cámara en el momento de realizar el disparo. Es una opción que se aconseja utilizar cuando la iluminación es escasa y no queremos utilizar el flash, evitando así que la foto quede movida o borrosa.


Tipos de escenas

Los tipos de escenas posibles de seleccionar en el menú pueden variar de una cámara a otra, aunque los más comunes son los siguientes:

  • Autofoco con prioridad al rostro. Generalmente las cámaras digitales de gama media realizan automáticamente el enfoque. No obstante esta selección obliga a la cámara a fijar el enfoque en el rostro de la persona que se quiere fotografiar.

  • Paisaje. Se emplea para escenas en las que la cámara debe enfocar hacia el “infinito”.

  • Deportes. Es la selección más apropiada para fotos en las que el sujeto se encuentra en movimiento.

  • Retrato nocturno. La cámara realiza un balance entre la iluminación circundante y la luz que proporciona el flash.

  • Fiesta / interiores. Es la mejor opción para tomar fotos de fiestas en interiores de habitaciones o locales.

  • Playa / nieve. Esta selección amortigua el exceso de resplandor característico que produce en una foto tanto la nieve, como la arena.

  • Puesta de sol. Se emplea para que las puestas de sol parezcan más espectaculares.

  • Amanecer / anochecer. Al igual que la selección “puesta de sol”, con esta otra variante se obtienen fotos mucho más espectaculares de la salida del sol y de la caída de la noche.

  • Paisaje nocturno. Establece un balance entre los diferentes tipos de iluminación existentes, por ejemplo cuando tomamos una foto de noche en una calle comercial.

  • Macro. Opción empleada para tomar fotos muy de cerca, a pocos centímetros de un objeto. La distancia mínima de acercamiento entre el objetivo y el objeto a fotografiar puede variar para cada cámara en particular.

  • Museo. Con esta opción se pueden tomar fotos en interiores de museos sin emplear el flash, siempre y cuando la administración del museo lo permita.

  • Fuegos artificiales. La cámara emplea una velocidad lenta para captar el trazado de los fuegos artificiales, a la vez que enfoca hacia el infinito.

  • Contraluz. Activa el flash para rellenar los primeros planos de personas u objetos situados, por ejemplo, dentro de una habitación de día delante de una ventana, evitando así que queden en sombra.

  • Asistente para realizar fotos panorámicas (función Stich). Facilita tomar una serie de fotos, una a continuación de la otra de la forma más exacta posible, para al juntarlas todas obtener al final una vista panorámica de 360 grados.

  • Grabación de voz. En algunas cámaras esta función permite realizar una breve grabación con la reseña del lugar donde se ha tomado una determinada foto.



Diferentes variantes de fotos que podemos realizar seleccionando  y  cambiando  en. el menú de la cámara el tipo de escenas que pretendemos fotografiar. A la izquierda. aparece una foto tomada con la opción” anochecer”, la del medio con la opción. “macro” y la de la derecha con la opción “fuegos artificiales”.



Flash integrado (Built-in flash)

El flash constituye una lámpara electrónica de gran intensidad lumínica, utilizada fundamentalmente para tomar fotos en ambientes con poca o ninguna iluminación. Por regla general todas las cámaras compactas digitales integran este tipo de iluminación con un alcance aproximado de 3 metros de distancia. La cantidad de luz necesaria que proporciona el flash, de acuerdo con las condiciones de iluminación existente en cada lugar específico donde se toma la foto y la distancia existente entre el objetivo y el objeto o persona(s) a fotografiar, la regula y controla automáticamente la cámara.

Cada cámara puede ofrecer diferentes variantes para el disparo del flash, pero las más comunes son las siguientes.  

  • Automático. El sensor de la cámara calcula la cantidad de luz necesaria que debe proporcionar el flash cada vez que se toma una foto.

  • Apagado (OFF). Esta opción se utiliza en aquellos casos en que no deseamos que se active el flash, como por ejemplo, cuando queremos tomar una foto de día a la sombra, o dentro de una habitación o local empleando solamente la luz ambiente.

  • Reducción de ojos rojos. El flash efectúa varios disparos previos para obligar a que la pupila del ojo se cierre y la foto no capte los vasos sanguíneos en el interior de la retina, evitando así que aparezcan rojos.

  • Relleno. El flash se activa cada vez que se toma una foto, aunque exista buena iluminación. De esa forma algunas zonas en sombra quedan iluminadas, incluso en caso que las fotos se tomen a plena luz del sol.



Foto izquierda tomada con la iluminación del flash con reducción de ojos rojos desactivada. Foto derecha realizada también con flash, pero con el reductor de ojos rojos activado.


Ajuste o compensación del valor de exposición (“EV” o Exposure Value)

El ajuste de compensación de exposición (EV), se emplea cuando deseamos compensar la cantidad de luz que capta el sensor, sobre todo en una escena en la que existe una zona muy iluminada y otra más bien a la sombra.

Cuando queremos tomar una foto en un lugar donde existen zonas con iluminación descompensada es posible mejorar el resultado final empleando el “ajuste de compensación de exposición” (EV) por medio de un botón que generalmente posee la cámara en su parte trasera identificado con un signo "+/–".


Foto en la que se muestra  el  selector  situado  en  la  parte  trasera  de  la. mayoría de las cámaras digitales compactas. Este selector u otro similar. permite acceder a diferentes modos de operación, como por ejemplo:

1.- Ajustar o compensar el valor de exposición (EV).

2.- Seleccionar y cambiar el modo de operación del flash.

3.- Seleccionar los segundos de tiempo en que se debe activar la opción. autodisparo después de oprimir el botón de disparo de la cámara.

4.- Activar el modo “macro” para tomar fotos de objetos situados a pocos. centímetros del objetivo de la cámara.



El ajuste o compensación del valor de exposición para una imagen con la distribución de la iluminación descompensada comienza en cero (0). A partir de ese valor, considerado como el normal cuando la distribución de la luz es pareja, los valores se pueden variar en sentido positivo para llevarlo a un máximo de +2 EV , o en sentido contrario para llevarlo a un valor mínimo de  –2 EV , pasando en ambos casos por valores o puntos intermedios. Para aclarar y compensar la iluminación en una foto donde prevalecen las zonas obscuras o a la sombra, se realiza un ajuste "EV" positivo (+), mientras que para obscurecer las zonas más iluminadas en otra, se emplea el ajuste "EV" negativo (–), tal como se muestra en el siguiente ejemplo.




Foto de la izquierda realizada empleando  primeramente  el  ajuste  máximo  positivo. “EV" +2. A continuación para tomar la foto del centro se ha utilizado el valor normal. “EV” 0 y, finalmente, para la foto de la derecha se ha empleando el ajuste máximo. negativo “EV” –2.  Como  se  podrá  observar,  incrementando  los  valores  “EV”  en. sentido positivo y a partir de “0”, la foto se aclara, mientras que en sentido inverso,. hacia el signo negativo, se obscurece. Para tomar las tres fotos del ejemplo se han. empleado los ajustes máximos “EV” que permitía la cámara en ambos sentidos,. obviando los valores intermedios.


Pict Bridge

Pict Bridge corresponde a un estándar que permite conectar una cámara digital, preparada para aceptar este tipo de conexión, al correspondiente puerto de una impresora fotográfica. Algunas cámaras permiten conectar su base directamente un puerto Pict Bridge que a tal efecto puede tener la impresora, mientras que en la mayoría de los casos la conexión se establece por medio de un cable USB conectado entre la cámara y un puerto habilitado para realizar este tipo de conexión, cuyo fin es permitir la impresión en papel de las fotos contenidas en la tarjeta de memoria de la cámara sin necesidad de emplear un ordenador por el medio. En la actualidad la mayoría de las impresoras de este tipo permiten también introducirle directamente la tarjeta de memoria para seleccionar e imprimir las fotos que contiene, en lugar de conectar la cámara al puerto Pict Bridge.

 




Impresora fotográfica dotada con puerto Pict Bridge. Dicho puerto permite. instalar una cámara digital directamente a cualquier impresora  que ofrezca. esa posibilidad conectando directamente la cámara, o estableciendo la. conexión por medio un cable USB, lo que permite imprimir las fotos sin. necesidad de utilizar un ordenador.



Medición de la intensidad lumínica de una imagen

Para medir la intensidad lumínica que refleja el sujeto, objeto o paisaje que queremos fotografiar, la cámara digital se vale de un fotómetro para seleccionar automáticamente la exposición correcta que debe utilizar ajustando los niveles de brillo y contraste, tanto de las zonas iluminadas como de las obscuras. Este dispositivo electrónico calcula y combina la velocidad de obturación con la abertura de lente necesaria para tratar que la foto que se quiere tomar no quede, ni muy obscura (subexpuesta), ni muy clara (sobreexpuesta).

De forma general, la mayoría de las cámaras fotográficas digitales compactas emplean tres formas diferentes para medir la intensidad lumínica que capta el sensor. La que más se adapta al tipo de foto que queremos tomar se puede seleccionar de forma manual en el menú de la cámara y son las siguientes:

Central.- El fotómetro calcula la exposición de la luz que capta el sensor proveniente de la parte central de la escena, promediando la correspondiente al resto de la imagen.

Puntual.-
El fotómetro toma como referencia el punto más específico que nos interesa del centro de la escena para calcular la exposición.

Evaluativa o multisegmento.-
El fotómetro toma como referencia los valores de iluminación correspondientes a diferentes zonas de la escena, promediándola en conjunto.

 


Muestra de la opción "evaluación central" en la foto de la izquierda, "evaluación puntual" en la del centro y "evaluación multisegmento" en la de la derecha.

 


Grabación de video

En la actualidad la mayoría de las cámaras digitales permiten también, de forma adicional, la toma de videos de poca extensión. Incluso algunas cámaras brindan la posibilidad de grabar también el sonido de forma sincronizada con la imagen.



 Atrás

Inicio del tema

Continuar

     
     
       
     
       


| Página Inicio | Presentación | Aviso Legal | Mapa del Sitio | Prensa | FAQs | Contactar |  

www.asifunciona.com

                Resolución 800 x 600 píxeles

  Última actualización: abril de 2012