ASÍ FUNCIONAN LOS COLORES

Texto e ilustraciones José Antonio E. García Álvarez




Google
 





Contenido:

 

De dónde surgen los colores
> Síntesis aditiva de los colores
Síntesis sustractiva de los colores



 

 

SÍNTESIS ADITIVA DE LOS COLORES


La superposición de haces de luces de los colores primarios rojo, verde y azul para obtener otra gama y matices de diferentes colores se conoce como “síntesis aditiva”.


 


La síntesis aditiva se crea cuando proyectamos y superponemos tres haces de luz de los colores. primarios, o sea,  rojo, verde. y azul.  En el punto donde se superponen dos colores primarios, se  crean,. a su vez, los colores secundarios cian, magenta y amarillo. En el punto central, donde se superponen los. tres haces de luz, aparece el color blanco.



Como en idioma inglés el color rojo se denomina Red”, el verde Green” y el azul Blue”, el proceso de síntesis aditiva generalmente se identifica por medio de las primeras letras de esas palabras “RGB”, aunque en algunos textos pueden aparecer traducidas como “RVA”, correspondiente a las iniciales de esas mismas palabras en español.

Una forma de comprobar en la práctica el proceso de formación de los colores por síntesis aditiva es empleando tres proyectores de diapositivas, o en su lugar tres linternas, para que cada una emita un haz de luz de un color primario distinto. En el caso de las linternas, a una de ellas le colocaríamos un papel celofán (papel transparente) de color rojo, a la otra uno verde y a la última uno azul. Si en lugar de linternas utilizamos proyectores, le colocaríamos a cada uno transparencias o diapositivas con un color primario diferente.

De esa forma, al proyectar los haces de luz de los tres colores sobre una superficie blanca, obtendremos un haz de luz rojo, otro verde y otro azul. A continuación obscurecemos la habitación y proyectamos esos haces de luz, de forma tal que una parte de cada haz se superponga sobre la otra, formando aproximadamente un triángulo. Tanto para el caso de la linterna como el del proyector, los tres haces de luz deben quedar superpuestos de la misma forma que se puede observar más arriba en la ilustración

En el punto donde el haz de luz roja se superpone con el de luz azul, aparecerá el color magenta (rosa); donde se superponen los haces rojo y verde, se verá amarillo; el punto de superposición de los haces verde y azul tomará el color cian (azul cielo) y el centro, donde se interceptan los tres colores quedará incoloro, o blanco, que es el color correspondiente a la superficie de proyección.


EMPLEO PRÁCTICO DE LA SÍNTESIS ADITIVA

En la práctica, el uso más extendido de la síntesis aditiva está en los televisores, tanto para los antiguos tubos de pantalla CRT (Cathode Ray Tube - Tubo de Rayos Catódicos), como para las más modernas y actuales pantallas LCD, TFT y de plasma, donde se forman y reproducen las imágenes en colores que se reciben de las estaciones de televisión o de los equipos reproductores de vídeo, ya sea videocinta, CDs o DVDs.

Por otra parte, el principio de funcionamiento de las cámaras de video, cámaras de fotografía digital y los escáneres se basa en separar en tres gamas de colores primarios independientes las imágenes que capturan, tal como se puede apreciar en la siguiente ilustración. Después la imagen se reconstruye de nuevo basándose en la síntesis aditiva de los colores.



Las cámaras de televisión en colores, cámaras digitales y escáneres captan las imágenes separándolas primero en la gama de matices de los tres colores primarios que las componen, o sea, Red (rojo), Green (verde) y Blue (azul). En la ilustración se puede apreciar cómo una vez separada la imagen en matices independientes de cada uno de esos colores primarios, al proyectarse y combinarse de nuevo, se reconstruye otra vez, por síntesis aditiva, la imagen original
(R+G+B) .  



De cada color primario se pueden obtener 256 tonalidades o matices por separado, desde las más clara a la más obscura. Cuando las tonalidades de esos tres colores separados se mezclan unas con otras por síntesis aditiva, pueden llegar a reconstruir y mostrar imágenes hasta de 16,7 millones de colores.

La creación de esa gran variedad de colores se puede comprobar matemáticamente multiplicando las 256 tonalidades de rojo por 256 de verde por 256 de azul, es decir 256 x 256 x 256 = 16 777 216 = 16,7 millones de colores.



 Atrás

Inicio del tema

Continuar

     
     
       
     
       


| Página Inicio | Presentación | Aviso Legal | Mapa del Sitio | Prensa | FAQs | Contactar |  

www.asifunciona.com

                Resolución 800 x 600 píxeles

  Última actualización: septiembre de 2015